Hoy, en este tiempo presente, estoy viviendo una vida nueva. A veces necesitamos un pequeño empujón que nos lleve a impulsarnos hacia arriba y hacia adelante. Hacia el SOL!!

Y eso es lo que está pasando con mi vida ahora mismo. Las ganas de vivir me brotan por los poros. La ilusión anda desencadenada y los proyectos nacen y crecen... Soy feliz!

Ya poco importa el pasado porque ya pasó. Ni siquiera tengo ganas de seguir analizándolo. Ya no existe porque yo soy otra. Creo que es el proceso de individuación llevándome a hacer lo que no hice en la primera mitad de mi vida y que me lleva a completarme.

Estoy despierta y tengo en mis manos a mi vida para vivirla como siento que tengo que vivirla.

Es un contraste enorme con lo que pasa fuera de mi vida. Esa enorme cantidad de violencia que brota por todas partes: las revueltas por Cataluña, las dolorosas protestas en Chile que ya no soportan más el peso de esa economía legada por la universidad de Chicago, la situación en Ecuador, los incendios voraces en el Amazonas y en California, y un largo etc. Qué pasa?

Ya es hora de que todos despierten y comprendan lo que pasa en nuestro mundo. La manipulación que vivimos de parte de un grupo de seres que operan en la sombras y que son los que se han ido apropiando del mundo. Echan sus tentáculos en todos los gobiernos, en todos los países, con sus bancos centrales, con su sistema monetario. Crean problemas y luego ofrecen sus soluciones. Préstamos con grandes intereses que se vuelven impagables. Crean la deuda en todas las naciones y cuando éstas no pueden pagar, entonces se adueñan de sus riquezas, ponen bases militares, usan sicarios económicos para enderezar a aquellos políticos que se resisten...

Casi listo se encuentra el QFS, sistema monetario quantum, un nuevo sistema que va a operar respaldado por los activos de cada nación soberana. Todas sus monedas tendrán el mismo valor. Pero esto tarda porque drenar el pantano, sacar a los orcos, es algo muy difícil.

Una fiera herida es algo peligroso. Así está el Cabal, el estado profundo. La élite. El gobierno en las sombras.

Se filtra por todas partes. Controla nuestra mente. Se meten en las protestas, animan la violencia, promueven el caos, incitan el odio y así van logrando objetivos y nosotros somos sus títeres.